viernes, 30 de diciembre de 2016

Cada dos por tres

Y mientras tanto aquí estoy yo esperando.
Aunque por una buenísima razón.

viernes, 2 de septiembre de 2016

Jamas

Nadie me querrá jamás. Cada vez lo veo más claro.

Siempre seré la diversión y entretenimiento de alguien. Simplemente.

martes, 30 de agosto de 2016

Quien sabe

Sentir que el aire oprime tus pulmones. Que por mucho que respires no es suficiente.
Agobiarse. Tener el presentimiento de que el mundo va a caer sobre tí, y no podrás hacer nada para evitarlo.

Querer ser algo mejor. Algo que de verdad importe, por lo que merezca la pena luchar. Y en verdad, ser algo mas , que el estar cerca de otros. Algo mas que ese alguien de quien se puede conseguir cosas sin esfuerzo.

No valer nada o valer mucho.

Ser nada o ser todo.

Querer algo o no querer nada.

Luchar o no hacerlo.


¿Estaré cometiendo otra de mis grandes estupideces?

martes, 17 de mayo de 2016

miércoles, 27 de abril de 2016

martes, 26 de abril de 2016

Para tú.

Sentir palpitar algo dentro de tí. Notar como algo se mueve en tu interior, aunque tu no quieras.
He tenido el corazón de piedra mucho tiempo, me negaba a dejarme sentir. No quería hacerlo.
Tenía miedo volver a tener la razón de mi sonrisa ajena a mi poder.

Todo este tiempo he tenido en mi poder, la posibilidad de decidir que hacer y como sentirme. Hasta hace bien poco. Ha llegado un momento en el que no tengo voto en lo que siento. Simplemente lo hago. Vuelvo a tener sensación de felicidad en las tripas, muy dentro. Sonrío sin razón algúna,   tengo miedo a no ser suficiente y que todo esto no haya servido para nada.

No es que me gusten muchas cosas de tí. Es que no puedo encontrar algo que no sepa adorar. Hasta lo que intentaba mirar, fijarme en cosas que no me gustaban, hasta esto ahora me hacen sonreír. No es que seas perfecto, no lo eres. Pero me gustan todas y cada una de tus imperfecciones.

Me siento tan bien a tu lado. No quería hacerlo, pero ha llegado un punto en el que da igual lo que yo quiera o sienta. Es mi corazón el que manda, y lo que él quiere es a tí.
He decidido dejarme llevar, jugármela otra vez. Apostar por tí, y por mí. Pienso luchar con todo lo que tenga para poder estar a tu lado, si eso es lo que me hace feliz. Y lo hace. De una manera increíble.

Tú y cada una de tus manías, costumbres, sonrísas. Tu forma de hacerme sentir, de recordarme que hay cosas por las que merecen luchar. Cosas como tú. Volver a sentirme viva y tener algo por lo que levantarme cada día.
Así de indispensable te has vuelto para mí.

Si he de recorrer mil kilómetros, subir las cumbres más altas y gritar lo mucho que te quiero, para poder así, demostarte lo mucho que te necesito. Lo haré. Si tengo que quedarme a tu lado, mientras cosas que no me gustan pasan, para que veas que no me merezco nada más que lo que yo quiero. Lo haré. Si tengo que luchar y perderme en el camino para mostarte lo increíble que eres, y lo poco que te quieres. Lo haré.

Haré todo lo necesario para demostrate que, me gusta lo imperfecto que es el mundo, y lo increíble que es por estar tu en él.

Déjate querer. Permítete sentir. No dejes que tus miedos no te hagan disfrutar la felicidad.